alt

por Adriana Penerini ~ Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


Una nota sobre la maravillosa experiencia de nutrir a nuestros hijos,

y sobre los límites a los que nos podemos enfrentar,

más allá de las ganas de darles de mamar.

Las distintas maneras de afrontar la lactancia

con alegría y eficacia!

alt

alt

por Adriana Penerini ~ Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

alt

A toda teta!

Tomemos un ratito para que pensemos juntas acerca de la Lactancia Materna, pero sobre todo acerca de cómo disfrutarla..

Me preguntaba ante el teclado una vez más… cuán necesario puede ser recalcar desde mi lugar como especialista, el valor que tiene la Lactancia Materna en el primer tiempo de la vida de un bebé.

Me preguntaba eso, ya que esta altamente difundido el valor que tiene en sí misma la leche que sale del cuerpo de las mamás comparativamente con otras leches que pudieran usarase como sustituto o, lo que es lo mismo, en reemplazo de esta…

Tal vez haga falta que subraye que esta leche es verdaderamente muy completa, que es en si misma más que una leche, que es un tejido vivo lleno de sustancias y elementos que aportarán exactamente lo que un recién nacido y un bebé pequeño necesitan para desarrollarse sano, hidratarse, y crecer, que tan completa es en sí, que su aporte es recomendado como alimento exclusivo por la Organización Mundial de la Salud , OMS, y otros organismos internacionales que nos diecen que deberíamos mantenerla:

Hasta los seis meses de nacido en forma exclusiva.

Sostenerla, complementado con otros alimentos adecuados, hasta los dos años de vida.

Quiere decir entonces que, si una mujer correctamente alimentada, ha parido recientemente, su cuerpo es capaz de producir esta sustancia, casi mágica , para que ella lleve consigo TODO lo que el hijo necesita, sin necesidad ni siquiera de darle a beber agua, por más temperatura que se registre en el ambiente.

La lecha materna, de teta, como solemos decir nosotros en estas latitudes, es perfecta en muchos sentidos.

Además de los nutrientes que transporta, es práctica, económica, higiénica, tiene la temperatuta adecuada siempre, no requiere cocinas, ni hornos a microhondas, ni sin microhondas, ni esterilizadores, ni dinero, ni nada…

Una maravilla indiscutible

No creo que hiciera falta recordarlo ya que de esto hablan en muchos Sitios y está difundido en Centros de salud y los pediatras suelen ser portavoces de ello, o nos dan una charla sobre Lactancia en los Cursos de Pre-parto, aún cuando estamos embarazadas.

Igual tal vez haya por ahí alguna mujer que lo està leyendo por primera vez, nunca está de más volver sobre el tema.

La cuestión es que lo ideal sería que pudiéramos alimentar de esta forma a nuestros bebés ¡…
Pero… lo ideal no siempre es posible…!!!!!!

Nutrir es la prioridad

Por muchas razones a veces muy obvias y otras no tanto, si bien se supone que nada debería impedir que este proceso se de en forma natural y con la abundancia necesaria, a veces sucede que no sucede y entonces hay que hacer algo para subsanar esta situación, por lo tanto si el bebè no aumenta adecuadamente de peso, o la mamá no puede criarlo en forma directa, o por algún motivo siente que no es de su agrado amamantarlo, o está triste o deprimida, o padece alguna enfermedad preexistente que se lo impida como Sida, por ejemplo, el niño deberá ser alimentado de otro modo y, por SUERTE hay otras formas de hacerlo, ya sea complementando la lactancia si es que no llega con eso solo a crecer como marcan los parámetros de su edad, o reemplazándola si es que se dificulta o no es posible.

Hoy nos propusimos pensar juntos sobre DISFRUTAR de la Lactancia por ende vamos a tener que ser un poco amplios, ya que no sería justo ni para el bebé ni para la madre que,alt por cumplir con este Mandato y este sueño para muchas, de amamantar en forma exclusiva al bebé, la mujer sienta que no está haciendo las cosas bien, que está agotada o triste, o hace un esfuerzo que la mantiene absolutamente alejada de todo, y como insatisfecha con su vínculo con él.

Si una mamá se propone amamantar al bebé porque tiene conciencia de lo beneficios, y además dispone de deseos y fuerzas para hacerlo, va a tener que contar con mucha ayuda de su pequeño mundo exterior.

Para cumplir con esto , que para algunas es tan fácil, a otras se les vienen muchas cosas encima, sienten que no tienen la leche suficiente o que, por amamantar al bebé están dejando de lado todo lo demás, entonces se aislan o se sienten solas…

Al principio puede ser dificultoso , para lograrlo es necesario aprender una técnica que, como cualquier otra, tiene sus secretos.

Es verdad que es algo natural y que como animales que somos básicamente todas deberíamos lograrlo, sin embargo puede haber impedimentos ya que estamos muy lejos de nuestra animalidad y de nuestro ser más esencial, las mujeres que vivimos en grandes ciudades que hemos trabajado tal vez hasta el último día antes del parto como es el caso de tantas, alejadas de nuestro hogar y de nosotras mismas, no tenemos un botón que al otro día nos pase a ahora versión de nosotras: naturaleza en vivo lactancia y chau¡ Del tipo MUJER-MAMA

No es tan así, necesitamos que nos asesoren, que nos mimen, que nos escuchen, que nos expliquen. Necesitamos animarnos a pedir ayuda a preguntar a aprender.

Por suerte hay muchas personas capacitadas expertas en lactancia y entidades que están organizadas para apoyar este proyecto personal como aquí la Fundación para la Lactancia Materna o la Liga de la Leche Internacional que pueden -aún por teléfono- brindar un consejo que nos auxilie en caso de duda o incluso desesperación.

Los pezones pueden doler, la leche puede tardar en bajar o el bebé por prematuro puede tener dificultades para prenderse al pecho, muchas cosas pueden pasar.

No es tan liso y llano el camino, vuelvo a decir para algunas sí para otras no y estamos hablando de disfrutarlo no solamente de hacerlo.

Sabemos todos que es a través de la alimentación donde la madre sienta las bases para un buen vínculo con su hijo, además sabemos que es intransferible la sensación de aumento de la autoestima que brinda saber que el bebé crece gracias a nuestra propia leche…

Sin embargo a veces es necesario evaluar si un buen complemento o una lactancia sostenida en meses pero no de todas las mamadas no es una oportunidad mejor, que esperar de uno lo que tal vez no sea el momento de esperar.

Trabajar y Amamantar

Las políticas de la reincorporación de las mujeres a sus trabajos son en muy pocos países coherentes con estas recomendaciones de la Organización mundial de la salud OMS o de las propagandas a favor de Lactar a los niños o de las recomendaciones del pediatra.

La mayoría de las mujeres se está reincorporando a sus tareas, si trabaja fuera del hogar, 45 a 60 días luego del parto, en pleno proceso de conocimiento mutuo y de estrenos de su función como mamá o como mamá de ese nuevo hijo si es que ya tenia otros.

Por lo tanto es en ese preciso momento en que nada parece colaborar con su logro si es que llegó hasta ahí amamantando en exclusividad.

No todos los empleos cuentan con la hora de lactancia a favor de ambos , o con un Jardín Maternal propio que le permita estar cerca de su hijo , o con un período mayor de excedencia que si bien es legal, muchas mujeres, y aún que es sin goce de salario se animan a pedir por miedo que luego les sea más difícil retomar su puesto.

Tampoco se cuenta con lugares limpios , cómodos y especiales para sacarse leche para levar de regreso a casa en los lugares de trabajo.

O sea que a veces parece que por un lado se nos pide o aconseja una cosa pero en la realidad pasan otras.

Moraleja

Así es que lo mejor creo yo es elegir en cada caso desde lo singular que es el único lugar desde el que verdaderamente podemos vivir lo que vivimos.

María hará lo que pueda María, Florencia lo que pueda Florencia, Ana lo que pueda Ana, y es solo desde ahí con convicción con entrega y con verdadera responsabilidad desde donde cada una podrá ejercer su decisión más cabalmente, y recién ahí podrá empezar a disfrutar.

Escuchar todo el tiempo hacia afuera es una manera de no escucharse, es una manera de no conocerse y de no hacerse dueñas de las circunstancias que elegimos o nos tocan vivir.

Si tenés un bebé chiquitito, un bebé recién nacido o menor de seis meses y te estás preguntando si estás haciendo bien con cómo lo estás alimentando, la respuesta es si no solo si toma la teta en forma exclusiva, la respuesta es si , si estás tomando ese momento para estar cerca de él para cuidarlo y hacerle sentir que no está solo para mirarlo a los ojos cada vez que te sea posible para contarle historias pequeñas aunque parezca que no te escucha para estar a solas con él aunque no sea posible en todas las mamadas pero si en algunas sobre todo la de la mañana o la noche…

La respuesta es sí si el está engordando y vos sentís que estás cuidando los detalles para que crezca sano y en forma adecuada.

La respuesta es sí si estás sintiendo que él también te alimenta a vos con sus sonrisas o dejando de llorara cuando te dispones a alimentarlo.

La respuesta es sí si la persona que lo alimenta en tu lugar cuando no estás más que hacerlo con tu leche lo hace lo hace con cariño con cuidado y fue elegida para vos y tal vez por el papá a conciencia sabiendo que era la persona adecuada.

Disfrutar de la lactancia no es cumplir con lo que los otros esperan de cada mujer sino con lo que nos es posible cumplir.
Con la forma en que adecuamos nuestra vida a su alimentación y su alimentación a nuestra vida.

Los ideales son esos valores que viven en el mundo de las ideas y que son bastante difíciles a veces de transitar en el mundo de la realidad.

La mamá y su bebé viven en un mundo real con pechos que no siempre acompazan sus ritmos con las necesidades del bebé con bebés que son perezosos y toman poquito y muchas veces con pezones que se pueden lastimar con trabajos a los que hay que volver…

Para disfrutar de esta oportunidad que la vida te da de estar cerquita de tu hijo y de ser la artífice de su crecimiento hay que animarse a vivirlo como se pueda como salga que todo lo que hagas con cariño. aún cuando no sea lo que te parece que debería ser o te dijeron que debería ser será hablando de lactancia, nutritivo para los dos.

La leche materna es verdaderamente muy completa, que es en si misma más que una leche, que es un tejido vivo lleno de sustancias y elementos que aportarán exactamente lo que un recién nacido y un bebé pequeño necesitan para desarrollarse sano, hidratarse, y crecer.

Si bien se supone que nada debería impedir que este proceso se de en forma natural y con la abundancia necesaria, a veces sucede que no sucede y entonces hay que hacer algo para subsanar esta situación.

Adriana Penerini


Todos los derechos reservados © 2012 Bebe a bordo online



Escritora, Docente, Psicóloga, especialista en Maternidad, paternidad, Crianza. Trabaja en la Prevención y tratamiento de la Depresión Post-parto.

Psicoterapeuta de parejas.Colabora con diferentes Medios y ha sido columnista de programas de televisión, como lo hizo hasta el 2011 en Mi Bebé. Autora de "La Aventura de Ser mamá" y de "Las Nueve estaciones del embarazo", Adriana hace la coordinación general de Bebé a Bordo, y de su nueva propuesta de Bienestar, Area Slow, y específicamente los momentos de la Reflexión y Meditación de ambas propuestas.

Contacto: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



alt


EMBARAZO
Kama Sutra para embarazadas???

ASTROLOGÍA
Papá signo por signo

AFUERA DE LA PANZA
"Paren a ese niño!!!"

PARA REFLEXIONAR
Una familia modelo

PARA EL ALMA
Una historia muy especial