Afuera de la panza:
Alto!…Bebés jugando

Jugar es una de las actividades más placenteras que el hombre conoce.
Los momentos de juego en la infancia son atesorados por todos en la memoria con cariño y cuidado.

Jugamos desde el comienzo y es esa, una manera singular de apoderarnos del mundo.

Te entregamos esta nota de dos especialistas en el tema, para que tomemos el juego -una vez- como cosa seria!!

 

Qué es el juego?

En este articulo queremos invitarlos a pensar acerca del juego en el bebé y como influye en su desarrollo tanto intelectual, como psíquico y motriz.

El juego es la actividad principal que realiza el bebe y que luego se va a continuar a lo largo de su vida; por eso es tan importante y central en su desarrollo.

Al principio es netamente exploratorio y surge casi por casualidad, sin intención precisa, los bebes hacen cosas y las mamás decimos: está jugando! A medida que crece se va complejizando y colocando intención a lo que hace.

Los bebes crean su mundo a través del juego, pueden apropiarse de lo que los rodea, conocerlo, manipularlo y vivenciarlo.

Freud, creador del psicoanálisis, dijo que mediante el juego los niños vivencian activamente situaciones que sufrieron pasivamente, es decir que cambian sufrimiento por placer y actividad por pasividad, de este modo pueden elaborar lo que les va sucediendo y ser protagonistas de su propia vida. Por lo tanto podemos decir que el juego origina cambios cualitativos en la psique infantil.

Entendemos al juego como un proceso, una construcción constante, un devenir; siendo este mismo proceso el aspecto mas rico y valorado. El juego se construye, y la unica manera de aprender a jugar es ni mas ni menos que jugando.
El juego toma de la realidad todo cuanto necesita y lo plasma en accion.

 

Para qué juega un bebé?

Un bebé juega, fundamentalmente para entretenerse y divertirse, para elaborar situaciones, sensaciones y vivencias, para aprender cosas nuevas, para ejercitar la creatividad e imaginación, porque aprende a compartir y a tener cosas propias, porque loestimula, porque lo ayuda a simbolizar...

El juego desarrolla la creatividad, competencia intelectual, fortaleza emocional, estabilidad y ... sentimientos de jubilo y placer: el habito de estar a gusto. Promueve un desafio permanente, hacia la diversión.

Es la posibilidad que posee el bebe de conectarse consigo mismo y con el mundo que lo rodea, las personas y los objetos.

 

Podemos ayudarlo a jugar?

El bebe solo va creando situaciones de juego. Pero como adultos podemos colaborar creando un espacio facilitador, es decir brindándole confianza, seguridad, afecto, disponibilidad de tiempo y oportunas intervenciones respetuosas que serán las que colaborarán a desarrollar acciones que lo conectaran con su mundo interno y externo, que luego darán lugar al juego.

Debemos pensar que cada bebé es único, especial, y necesita cosas únicas, cada uno posee su propia personalidad inherente a si mismo y a la familia que lo rodea, por eso tenemos que estar atento a sus propias necesidades, es allí donde se plasman las intervenciones también únicas y respetuosas.

Para cerrar este articulo esperamos que hayan podido comprender que jugando se crece, se desarrolla y se vive, este es el desafío que día a día les proponemos a nuestros hijos.

 
Siguiente >>