Por La Dra. Levin
Tendré un hijo…
perderé un diente?


Así decían las viejas…”un hijo…un diente”
será el inexorable destino de nuestra boca…o
podremos hacer algo al respecto?
Para resolver esta duda consultamos a la Dra. Liliana Levin,
odontopediatra, quien nos hace una guía
de orientación clara y precisa.

Hablemos claro

El embarazo es una etapa especial de la vida, en la que nos sentimos responsables por nuestro cuerpo y por la salud de nuestro bebe. No se excluye de esto al cuidado de los dientes, y la manera en que podemos contribuir para que el bebé tenga una boca sana.
Elaboramos esta guía de orientación, entonces, con un doble propósito: informar acerca del cuidado de la boca de ambos. Además, nos ocuparemos de aclarar algunos mitos y dudas existentes sobre este tema, así como de los primeros cuidados que deben realizarse en la boca de su hijo.
Uno de los primeros mitos a derribar tiene que ver con la creencia de que la caries es un problema de herencia familiar que se transmite de generación en generación. Hoy en día esta ya no es una excusa que justifique la incidencia de caries en una persona. Lo que se transmite de generación en generación son los hábitos de higiene, de dieta, costumbres y actitudes hacia el cuidado de la boca y su higiene. Contando con la información adecuada, se puede lograr bocas sanas, libres de caries.
Durante el embarazo es importante cuidar especialmente al cuerpo, incluyéndose también una atención extra para el cuidado dental: buena higiene bucal y adecuada nutrición. Por otra parte, existen una serie de cambios hormonales que pueden aumentar las posibilidades de tener problemas periodontales. Es conveniente reforzar la técnica de cepillado y usar el hilo dental todos los días, combinándolo con visitas de control a su odontólogo en forma regular.


Los dientes de la mamá

¿Cómo afecta el embarazo a los dientes y las encías?
Las encías pueden estar más inflamadas y sangrantes. Por lo tanto, hay que estar más atenta a la formación de la placa, que se produce espontáneamente y se elimina con el cepillado dental.

¿Cómo se desarrolla la enfermedad periodontal?
La placa bacteriana es una de las causas principales de esta enfermedad. Si esta no se remueve diariamente con el cepillo y el hilo dental se acumula en el diente y por debajo de la encía (gingivitis) inflamándola. Este es el inicio, si progresa se transforma en enfermedad periodontal (periodontitis) y se ven afectados las encías y los tejidos de sostén del diente (hueso).

¿Cómo sabemos si hay enfermedad periodontal?

  • Las encías están inflamadas, sangrantes o muy rojas.
  • Sangran al cepillado o cuando pasa el hilo dental.
  • Mal aliento.

Si tiene alguno de estos síntomas, no dude en consultar a su odontólogo: si esta enfermedad se detecta precozmente es reversible.

Aumenta el riesgo de tener caries con el embarazo?
Sí, porque en el embarazo aumenta el apetito por los dulces y éstos hacen al diente más vulnerable a las caries.

¿Cómo prevenir las caries?
Muy sencillo. Visitando regularmente al odontólogo y tomando el hábito de la limpieza dental diaria. Cómo?

  • Tómese el tiempo para una buena higiene bucal. Por lo menos dos minutos.
  • Cepillar los dientes dos veces al día por lo menos.(Después del desayuno y antes de acostarse)
  • Use pastas floradas.
  • Use hilo dental, para remover la placa bacteriana de aquellos lugares donde el cepillo no llega.
Sabía usted que......el cepillo dental sólo limpia el 60% de las superficies dentarias? El resto lo hace el hilo dental.

 

Los dientes del bebé

¿Cuándo comienzan a formarse los dientes del bebé?
A partir del tercer mes de vida intrauterina se pueden reconocer los primeros esbozos de los ”dientes de leche” o “dientes primarios”. Son veinte dientes que comienzan la formación de su corona durante este período.
A medida que estos dientes aparecen en la boca, el bebé puede manifestar algunos síntomas y mostrarse irritable y lloroso. Durante las horas en que está despierto esta molestia puede atenuarse dándole objetos duros y fríos como mordillos, etc. El frío ayuda a disminuir las molestias y la dureza puede acelerar la erupción del diente.

La única pieza permanente que comienza a formarse en el embarazo es el primer molar permanente ( que aparece en la boca aprox. a los seis anos). El resto de las piezas se forman luego del nacimiento.
Los dientes en formación siguen solos su parámetro de crecimiento. El calcio, el fósforo y otros minerales que necesitan para su formación lo toman del torrente sanguineo de la mamá. Por eso, no hay mucho más para hacer directamente. Aunque hay que tener en cuenta que, si una dieta balanceada es buena para cualquier persona, en la futura mamá tiene un doble beneficio porque contribuye a la salud tanto de la mamá como del bebé. Entonces, la forma de colaborar con la formación dentaria del bebé es mantener una dieta sana y balanceada, no consumir medicamentos que puedan producir alteraciones durante el embarazo, y mantenerse lo más saludable posible.
Si el niño tuviera caries en el futuro, es importante saber que éstas se desarrollan generalmente en las caras masticantes de sus muelas de leche o entre estas muelas, donde los dientes tienen contacto uno con el otro.
Porque es importante este concepto?
Porque antes de nacer es cuando se forman estas superficies, cómo van a ser de resistentes depende -entre otros factores- de cuán mineralizadas estén. Una mamá con una buena alimentación rica en calcio, fósforo y vitaminas en su circulación ayuda al éxito en la mineralización de estos dientes.

Mito N. 1:
Es verdad que el bebé toma
el calcio de los dientes de la mamá????

Falso. Si la mamá tiene suficiente calcio en su dieta, no hay problema. Si la mamá tiene déficit de calcio, hay que solucionar primero los requerimientos del bebé, y parte del calcio lo tomará de los huesos de la mamá, pero no de sus dientes.
Uno de los resultados de los cambios hormonales durante el embarazo es la inflamación de las encías, que produce empaquetamiento de comida y bacterias, lo cual puede transformarse en caries y enfermedad periodontal. Es necesario cepillarse bien y usar el hilo dental, y por supuesto realizar una limpieza periódica en el odontólogo, sin tomar radiografías en lo posible.


 

Siguiente >>