Gimnasia con pelotas gigantes
BUENAS COMPAÑERAS DURANTE EL EMBARAZO Y EL PARTO.


Por más que intentemos evitarlo, como digo en mi libro: La aventura de Ser mamá , “pronto nos pareceremos más a un hipopótamo que a una garza”.
Por eso les ofrecemos esta nota de La Dra. Marta Jáuregui, nuestra especialista a cargo de los grupos de Esferodinamia, que nos cuenta en qué las esferas pueden ayudar.

Quién es esa chica?

Los cambios corporales que ocurren a lo largo del embarazo, modifican las dimensiones anatómicas, la disposición espacial de órganos y estructura esquelética, el funcionamiento respiratorio, circulatorio y digestivo, como fenómenos más evidentes, además de otros más sutiles a nivel de piel, órganos sensoriales y estado anímico.
Estas modificaciones se producen por acción hormonal y por acción mecánica.
Las homonas son “mediadores” químicos producidos por distintas glándulas coordinadas por el cerebro, que viajan por la sangre y estimulan determinadas funciones o inducen ciertos cambios en los tejidos. Desde el momento de la concepción los niveles hormonales femeninos se modifican, para cumplir con la protección de la gestación, para preparar y desencadenar el parto y para la producción de leche. Estas mismas hormonas, aumentan la laxitud de los

Una de las cosas más importantes que podés hacer para cuidarte en el embarazo y ayudarte en el parto, es practicar gimnasia suave, adecuada y diaria, que te mantenga ágil y con una buena actitud postural.
En algún lugar

ligamentos articulares y de los músculos, tanto los esqueléticos voluntarios, como los de las paredes vicerales y vasculares. Esto se traduce en dilatación vascular y de la vía urinaria, disminución del peristaltismo intestinal, y mayor flexibilidad articular con hipotonía muscular generalizada.
A medida que el tamaño del útero crece, aparecen los fenómenos mecánicos de compresión vascular y de víceras pelvianas y abdominales, y el “arrastre” de la columna lumbar hacia adelante, por el peso mal sostenido por una musculatura hipotónica, que exagera la curva de lordosis lumbar y es compensada para el equilibrio, con la exageración de las otras curvas de la columna, desacomodando el eje y provocando frecuentemente la aparición de compresiones nerviosas y contracturas musculares para reducir los movimientos dolorosos, lo que lleva a un círculo vicioso de compresión-dolor-contractura-compresión.
Una de las cosas más importantes que podés hacer para cuidarte en el embarazo y ayudarte en el parto, es practicar gimnasia suave, adecuada y diaria, que te mantenga ágil y con una buena actitud postural.
La práctica cotidiana de ejercicios apropiados, mejora la circulación y la capacidad respiratoria, fortalece y aumenta la elasticidad de la musculatura del suelo de la pelvis y mejora la alineación articular.

 

La pelota como herramienta
 
Siguiente >>