Número 14
Embarazo

Una insinuación, un pedido solapado… que podemos hacer realidad…

Más de una vez escuchamos esa frase por ahí, y más aún durante el embarazo, parecería crecer con la panza, la necesidad de un contacto especial, y de una ayuda extra, para volver a sentir la plenitud del cuerpo.
En esta nota, un panorama muy claro y sencillo de lo que implica un masaje y qué beneficios puede producir, entregarse a ese placer por un rato…

Somos el cuerpo?
Uno no es el cuerpo, pero gracias a él, nos constituimos en una unidad funcional en búsqueda permanente de integración ante cada nueva experiencia que nos toca transitar por el canal de la vida... la intervención del propio... muchas veces es inevitable.
Uno de esos momentos claves en la vida de una mujer es el período de la gestación.
Son infinitas las emociones y los múltiples pensamientos que se manifiestan
cuando se toma conciencia que ése cuerpo está habitado por otro... un ser que viene en camino...
Nace durante ese proceso, una pregunta que posiblemente cada flamante futura mamá se hace: "¿Cómo lograr una óptima adaptación a la inevitable nueva forma que se nos aparece cuando nos miramos frente al espejo?".
Estamos hablando de la forma física, que se transforma tan velozmente.

Cambios diversos
Cada una parece no ser la misma... cambian las medidas, las texturas, los deseos, los antojos, LA PIEL.
También los Sí y los No... ante todo y para todo.
Porque pareciera que todo: Cambia.
También sucede que en cuestiones relacionadas a los sentidos, la mujer, se sienta muy selectiva, casi como una cualidad o condición natural, pero que no deja de ser importante.
Se incorpora en nosotras, un instinto que ayuda a reconocer lo que podemos o no soportar como en la presencia en ciertos ambientes, o sonidos, costumbres de otros que toca compartir, manos que se aproximan sobre la panza, situación que a veces se vuelve deseada y en otras no... Aromas...
Es curioso lo que sucede. Dentro del cuerpo y fuera de él..
Ante cada panza visible al mundo y expuesta, ante la gente que transita por el mundo del afuera, la calle, ante los amigos, la familia, los compañeros de trabajo y hasta la misma pareja... en casi todos, se despierta la musa, como un acto involuntario de desear aproximarse a ella, sentirla, tocar... la vida que late dentro hasta llegar a sentir a ése ser vivo que pulsa y brinda de sí, lo que ni el mismo imagina... La búsqueda del amor con amor, en algún lugar, en esa panza.
Hay mujeres que permiten que se le aproximen, otras no tanto... Son permisos o no permisos... decisiones personales y muy respetables.
Hay mitos que ya fueron des-mitificados a lo largo del tiempo sobre el peligro en relación a la panza...si debe ser tocada o no.
Hoy ya no quedan dudas de que resulta beneficioso y que además es recomendable nutrir con toda posibilidad de Con-Tacto... signos vitales, caricias como un alimento, imprescindible para la subsistencia de nuestros sistemas de vida orgánica.

Para qué sirve un masaje?
Lo cierto que el ser que se está gestando, intenta constituirse de mes en mes... de momento a momento... Será por esta o por otras razones que surgen nociones sobre los posibles cuidados, los obligatorios, los recomendados... nuevas necesidades y búsquedas para resolverlas.
El cuerpo aprende a pedir cuando hay urgencias.
Es normal que durante el proceso de maternidad aparezcan molestias que se ponen de manifiesto.
Algunas son comunes durante todo el embarazo, y otras, le corresponden a cada trimestre en particular.
• Deficiente y lenta circulación.
• Edemas
• Dolores articulares
• Espasmos musculares
• Insomnio
• Ansiedad
• Bloqueo emocional.
• Otras..

Entonces ahí aparece la buena opción, de recurrir a la Ciencia del Masaje, del " Contacto Terapéutico" .
Esta técnica considerada como un medio natural, ayudará a Re-equilibrar el funcionamiento general, y además a Prevenir futuras causas de desarmonía, tanto para la futura mamá, como al bebé.





 

 


El Masaje Aromaterapeútico

Recordemos que la Aromaterapia es una ciencia antigua , benéfica que devuelve a nuestras vidas, la magia del olfato.
Verdaderamente es así...
Durante los tres períodos del embarazo, se utilizan en la sesión de masaje, los Aceites Esenciales que son especialmente elegidos y combinados -por un profesional idóneo - entre sí junto a un aceite vehicular, que permite la aplicación sobre el cuerpo de manera directa .
Los efectos que se perciben son:
Aminoran la fatiga nerviosa.
Estimulan el Sistema Hormonal y el Nervioso
Mejoran la circulación
Mejoran la piel
Reducen la ansiedad, y proporcionan al mundo emocional: alivio.

Cuándo no recibir un masaje
Siempre es bueno recordar que existen contraindicaciones: respecto a recibir masaje , por ejemplo en caso de :
• Fiebre
• Nauseas o diarrea
• Cicatrices
• Inflamaciones agudas (generales o locales)
• Enfermedades contagiosas o cáncer. (algunos casos)
• Embarazos de alto riesgo (consultar al médico)
• Otros... siempre es bueno consultar con el profesional.

Moraleja para pensar y decidir
Recibir un masaje tanto, para la mujer que espera un hijo, como para el varón, puede ser muy reconfortante, a la vez que es una herramienta con la que contamos para prevenir y compensar, molestias y ánimos contrariados. O sea que el masaje puede aliviar males del cuerpo, y también males del alma. No se priven de ese placer, que puede ser un buen bálsamo, para recibir durante este período especial, que tantos cambios nos genera.
   
<< Anterior