Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Número 18
NOTA DE TAPA Por la Lic. Adriana Penerini (*)


...Tal vez no salgamos de vacaciones o nos vayamos el mes que viene... El verano es lo suficientemente largo como para que sea necesario mitigarlo con ingenio.

Sensación térmica: V a c a c i o n e s
Nos pasamos toda la noche durmiendo despiertos ,todos,no había aire,la pesadéz del ambiente se veía empalagada por el molesto zumbido de los mosquitos.
En el cuerpo mojado se nos pegaron las sábanas.
Apagamos el ventilador porque no era capaz de hacer otra cosa que escupirnos aire caliente, en realidad hasta llegué a sospechar que era el techo el que daba vueltas, mientras las aspas permanecían inmóviles.
Verano....ni siquiera legítimo verano....es diciembre... las fiestas se preparan con sus acallados cánticos y sus nieves de telgopord.
Con esta sensación térmica y el cuerpo abrazado por el calor, tratamos de hacer funcionar el cerebro , de ser creativos y de imaginar qué hacer con los hijos en esta estación tan florida , donde las mayoría de los Colegios nos los devuelven como diciéndonos:"Arréglense como puedan".

Casa o departamento
Una cuestión que aparece como un dato más al llenar cualquier tipo de solicitud o el remitente de las cartas ,es en realidad todo un tema, que nos abre o nos cierra a las posibilades más discímiles.
Vivir en un departamento a veces, sobre todo cuando el mismo es muy pequeño se parece poco a vivir, hay que desarrollar mucho la imaginación para transformarlo en un lugar lo suficientemente cómodo, como para que toda la familia tenga sus espacios, y puedan ejercer su libertad de moverse y de actuar, molestando lo menos posible a los otros.
Si se tiene ganas, paciencia, y buen humor- lo cual no siempre es fácil y menos en Verano -la pequeña morada, puede ser el más querible de los hogares.

Siempre hay lugares desaprovechados.
Párese en el medio de su depto y obsérvelo bien .
¿No hay posibilidades, corriendo muebles o aunando varias plantas en una sola maceta, o donando la vieja mecedora en la que ya nadie se sienta, de ganar unos cuantos metros???
Muchas cosas que están en el piso, pueden ser colgadas,el televisor y la video por ejemplo.
La parte inferior de las camas o de otros elementos, como la mesa ratona, pueden ser buenos lugares para "esconder a la vista" los más diversos objetos (Libros,máquinas de escribir,el triciclo que está en seduso,las mantas del invierno,la Pastalinda) así ganará otros rincones ,o podrá resignificar los mismos con nuevas utilidades.
Si tiene un balcón más o menos razonable, hay piletas inflables que se adaptan para una buena refrescada infantil ,y que son una buena propuesta anti mufas estivales.
Si su balcón es de esos que no se por qué se llama francés y si usted calza más de 38, no puede sacar el pie -como era el mío de mi anterior vivienda- no desespere, su bebé podrá jugar igual con agua proporcionándole diferentes potes, botellas descartables, tupers y cucharas ,podrá también adquirir una tortuguita, que le hará tener una buena experiencia de relación con un animal y son muy activas en épocas de calor, o cogarle de la protección del balcón (además de varias plantas que ya no estarán en el piso) una linda jaula con un jilguero, un cabecita negra o un canario.
Si no tiene ningún balcón, ni posibilidad inmediata de mudarse, claro, búsquese una plaza cercana y genere una especie de rutina con horarios determinados para salir de paseo, propóngase conocer allí otras madres con necesidades similares a las suyas, y con hijos de la misma edad, para hacer más amena, cada salida y lograr así un "grupo de pertenencia" sin necesidad de ir a un Club o anotar a su hijo en alguna Colonia, lo cual analizaremos más adelante, pero obviamente resulta más oneroso.
Si se anima a irse más lejos, y dispone de presupuesto para hacerlo, busque alguna opción en un Club barrial, donde casi siempre existe la posibilidad de abonar,sin ser socio, un carnet solo por la temporada de pileta.
Ahí seguramente se hará de un grupo y se les hará más placentero el verano a todos, los fines de semana pueden ustedes invitar al papá, para que conozca qué es lo que están haciendo habitualmente.
Claro estas opciones son si la mamá no trabaja o tiene alguna labor, la docencia por ejemplo ,que le deje el verano libre o durante las vacaciones, si es que no salen en familia a la playa , o algún centro turístico en especial.

 

Que podamos descansar
Por la Lic. Adriana Penerini
Psicóloga

Esta es la idea que quiero resaltar.
En el verano de una u otra forma habría que lograr que la rutina del año cambie, como dice mi cuñado: "Ritmo de enero".
Esto es fundamental, ya que bastante nos exigimos durante todo el año, como para continuar en el Verano con la misma aceleración.

Verano anti -stres, esa sería la clave.
Aún cuando debamos cumplir como siempre con todas nuestras obligaciones, que sea de la mejor manera posible,y si se puede sentir que uno descansa aunque trabaje, ya sea afuera y/o con los hijos, mejor.

El día es más largo ,eso nos da mayores posibilidades.

Podemos preparar una picada antes de la cena, hacer asadito si tenemos parrilla, o si no, disfrutar de menúes más fruguales como sandwichitos o ensaladas.

En fin...ideas hay muchas, piensen y si se les ocurren otras, me avisan.

 

Si van a permanecer la mayor parte del tiempo en el departamento:

No permita, ni menos fomente que, con la excusa de que no hay lugar para otra cosa , el o los niños estén todo el tiempo mirando la televisión.
Las compañías de Cable van a odiarme por ésto, pero, si ni usted, ni su marido, ni nadie, han podido despegar al niño de la pantalla, ni limitarle el horario, sáque el cable, la tv abierta tiene por ahora la virtud de terminar la transmición a una hora determinada, y ahí "no hay tu tía que valga".
Los médicos hablan horas del peligro de los rayos del sol y de la pobreza de la capa de ozono, se olvidan a veces de subrayar, que el daño que ejerce la exposición indeterminada a la programación de T.V, supuestamente infantil, también genera en ocasiones daños irreversibles, en el cerebro claro, no en la piel, lo cual a simple vista es menos notorio.

No se olvide usted también como tantos otros que :

• Existen los libros
• Las muñecas
• Las témperas,
• Los baños interminables con espuma o juguetes flotando en la bañera
• Los fideos para enhebrar collares
• Las pinturas de mamá para maquillarse
• Las cáscaras de las papas "para cocinar"
• Los polvos instantáneos para hacer postres sin cocción
• Los amigos lejanos para escribirles cartas...

Siguiente >>

Lic. Adriana Penerini
Especialista en maternidad paternidad y Crianza
Directora de Bebé a Bordo

*La presente nota de la Lic. Adriana Penerini, fue ya publicada por la revista Ser Padres Hoy ,en enero 1999.
Reproducimos el contenido, no así las imágenes ni el diseño.

<< Anterior