Actualidad

Falleció Jorge Ibañez

Un ejemplo de vocación y trabajo sincero, cotidiano y creativo

Jorge Ibañez

Sus sueños se hicieron realidad.

Desde chico quiso ser diseñador y así lo logró, aún desafiando los designios de su padre que esperaba que fuera también médico. En ese momento su corazón a decir de todos, generoso y cálido, latió apasionado por sus ganas de ser un artista de la moda. Un original director de una Maisón como la de la calle Guido, tan visitada por todas las personalidades del ambiente artístico, que se convirtió en una casa para cumplir los anhelos de muchas mujeres, novias, madrinas, niñas de quince años en las vísperas de sus fiestas.

Para los que lo conocieron, fue un modelo de trabajo incansable, día a día, ocupándose de todo. Sin olvidar nunca sus orígenes, su estudio en el Atelier de Roberto Piazza, o sus inicios en los Almuerzos, vistiendo a Mirtha Legrand. Dicen que no hacía diferencias entre las personalidades que se iniciaban y las más famosas del Medio, dicen que estaba siempre sonriente y dispuesto.

Una miocardiopatía hipertrófica, surge el diagnóstico presuntivo de la autopsia, parece ser la causante de una muerte subita, y todo terminó para su vida en un momento.

Sus vestidos para entregar, sus clientas ansiosas con sus fiestas, sus amigos que lo veían asiduamente, todo quedó sin Jorge, de un minuto a otro ,y ahí apareció la sorpresa, la tristeza, el dolor.

Nosotros desde Bebé a Bordo, además de solidarizarnos con sus deudos, su mamá, su entorno, queremos elegir pensar que una vida hecha a conciencia, y con pasión, nunca es corta! Que 44 años no son ni muchos ni pocos, que Jorge Ibáñez ha vivido siendo un ser de luz, que amaba lo que hacía y además lo hacía con una sonrisa inolvidable.

Proponemos recordarlo como una ejemplo de trabajo, de coherencia con el proyecto propio y de generosidad.

Elegimos en nuestra tarea tener un estilo donde el camino no sea la queja, ni posponer las ilusiones que seamos capaces de tener, sino cumplirlas a toda costa, y ser dignos de estar vivos, mientras Dios nos de el OK!

El equipo de Bebé a Bordo

Comentarios

COMENTAR