Entrevista

Gabriela Arias Uriburu

Gabriela Arias Uriburu

AMOR INFINITO

La incondicionalidad del amor, más allá de toda circunstancia…
Elegimos conocer un poco más a una mujer muy especial, Gabriela Arias Uriburu.
Una mamá, como vos, como yo, que un día conoció la desesperación de la pérdida y el alejamiento de sus hijos…
Lo que cualquiera teme…le ocurrió…Cómo pudo hacer de esa pesadilla, un camino personal y único que nos puede iluminar a otros!

¿Pensás que existe el amor sin límites? Que los humanos somos capaces de rozar ese extremo tan excelso del amor?

El amor no es un sentimiento, el amor es el principio fundante de nuestra vida y existencia. Tiene su ley y su orden. Estamos acá por amor y es El, el que nos reúne, el que nos convoca, el que nos hace experimentar, vivir diferentes situaciones para que despertemos, resolvamos y vivamos en plenitud. Vamos atravesando en nuestra existencia diferentes modus operandis de lo que nosotros llamamos amor. Podríamos decir diferentes formas de amar pero son las mismas circunstancias las que nos pedirán que se quiebre la cascara y aparezca la verdad del amando.

Si existe el amor incondicional debería ser sin condiciones… ¿qué cosas  de la vida creés que pusieron en jaque tu amor de mamá?

El salto cuántico lo di cuando sucedió una tragedia en nuestro ámbito familiar, allí muerta “literamente”, el amor me mostró el camino. La forma en la que amaba a mis hijos era limitada, los amaba para mi, ser la madre me hacía grande… eso no bastaba para la experiencia que estábamos atravesando. Entonces fue necesario que mi corazón se quebrara y apareciera lo magno del amor. Amando sin tiempo, sin espacio, sin cotidiano y sin propósitos personales siendo el amor el que conducía el camino de la vida. Esto es el amor verdadero, el desapegado, el incondicional, el que incluye a todos, el que invita a la reformulación de lo que está pasando y logremos todos estar en paz y en armonía.

Cuando de un día para el otro un hijo o una hija no puede ver a su mamá o papá porque uno de estos se lo impide, la vida de ese niño se convierte en una tragedia. Pero hay algo aún más terrible y es cuando los padres inmersos en sus dolores, alienaciones, sed de venganza y de justicia, perpetran más dolor en la vida del niño. Entonces el hijo se convierte en el botín de guerra de ambos.

Mis hijos, el papá y yo hemos pasado por esto y puedo además distinguir que atravesamos por todos los estados y niveles de dolor. Pero hubo una pequeña luz que iluminó nuestro infierno, y fue el impulso que nació por resolver la tragedia, y al final de mucho caminar, restituirles a Karim, Zahira y Sharif la familia.

La mayoría sabe que viviste años sin la cercanía “real” de tus hijos y que te fueron arrancados como solo a una madre se le puede hacer… ¿fue esto un fin para tu amor, un límite o una oportunidad?

Mi dolor no fue el más grande sino la bondad del alma que me hizo ver y sentir el dolor de mis tres hijos. Por lo que decidí reformular la historia jurídica, diplomática, filosófica y psíquica de hijos alejados de sus padres, transitando estadios nuevos de resolución, sembrando semillas de amor en el corazón de mis hijos y construir un puente vincular entre Jordania y Argentina,  encontrándonos en el amor.

Por eso es que digo a otras personas, si  están teniendo un problema familiar, pregúntense el para qué, más que el por qué.

Luego estudien, investiguen, y busquen la terapia de solución familiar en las constelaciones familiares. Los hijos no son equivocaciones. Cuando en el corazón de cada niño, papá y mamá están integrados como en la sangre, son niños que tienen toda la plenitud, las potencialidades y las posibilidades para ir por sus vidas teniendo la fuerza para resolver todos los desafíos que ella les presente. Toda tragedia trae las dos vertientes, la posibilidad de superar y de trasformar o la de quedarte en el víctima-victimario.

Gabriela Arias Uriburu

¿Existe entonces el amor sin presencia, sin cuerpo, sin voces, sin frazada y arropada de noche?

La vida te da todo de lo que sos capaz de vivir y resolver. El problema llega con su solución, sólo que ella es alojada en los misterios del alma. Llegar a ella es emprender un camino y ese camino es interior. Se necesita coraje espiritual para echarnos a andar en ese camino que no tiene señales; es entrar al cuarto oscuro del inconsciente.

Mientras lo hacemos, la mente y sus pensamientos se hacen presente en forma de batalla y boicot. El peor enemigo de uno es uno mismo. La mente y el ego tienen miedo de no gobernar más, entonces nos inundan con pensamientos negativos haciéndonos más oscura la noche. Pero el alma aparece de vez en cuando haciéndonos saber que no somos lo que pensamos, que somos muchísimo más.

Es difícil reconocernos, por eso necesitamos del otro que nos refleje todos nuestros aspectos, lo bueno y lo malo. Culturalmente nos indican estar del lado del bueno pero somos dualidad y cuando no tomamos lo violento, los enojos, las envidias… los problemas ganan, nos enfermamos.

Luego de la primera etapa, fui descubriendo que la armonía es cuando se toman los dos extremos del camino, y voy andando por el medio.

Podrías haberte quedado en la queja. No lo hiciste. ¿Qué te llevó a ser hoy esta mujer que sonríe con alegría y agradece sin dolor?

Sin dudas estamos viviendo momentos desafiantes, llenos de situaciones que golpean nuestras puertas y que buscan despertarnos. Despertar la astucia, la fuerza, la esencia, la belleza…el arte de ser quien sos. Hoy mucho de todo esto se transformó en mi tarea cotidiana, mis libros, mis conferencias, donde comparto las herramientas y las tareas para hacer posible la vida de otra manera, porque siempre digo: “si estas vivo se puede”.

 

—–

Esta entrevista realizada a Gabriela Arias Uriburu por Adriana Penerini para Bebé a Bordo fue publiada en la edición número 30 de la revista online.

Nos gustaría que leas

Navidar

Por: Adriana Penerini  

En esta edición visitamos a Marianella y Eduardo, responsables de NAVIDAR, una o...

LEER

Ana Iparaguirre

Por: Adriana Penerini  

Una mamá feliz y especial Ana no es famosa, no es conocida, ni menos aún exitosa...

LEER

Dr. Abel Albino

Por: Adriana Penerini  

  A.P: ¿Cree Usted Dr.que NUTRIR es solo alimentar? Dr.  A.A: No, el niño n...

LEER

Comentarios

COMENTAR