Erotismo en casa

Por: Adriana Penerini

Erotismo en el hogar

Puede sonar como contradictorio. La casa es sinónimo de HOGAR y el erotismo parece un plan de otros espacios… No hay intimidad sexual sin provocación y pareja en sentido amoroso, sin sexualidad. Qué es el erotismo y cómo podemos darle lugar en nuestra vida diaria?

Una historia de indiferencia

Ya en la antigua Grecia, en un mundo que nos ha heredado esculturas y testimonios del erotismo más excelso, estaba separado con mucha claridad, la excitación y el deseo de gozar con una mujer, de la figura del matrimonio.

Comparto este texto que con claridad lo expresa:

“Los hombres solían casarse a partir de los treinta años para procrear, pero no solía suceder que hubiera deseo sexual dentro del matrimonio. El griego sentía por la esposa amistad, cariño, pero no pasión. Era muy raro que existiera el amor conyugal y normalmente las bodas se concertaban de antemano. El hecho de que las mujeres tuvieran que aportar una dote al casarse, con la que prácticamente compraban al marido, habla de lo poco que les apetecía a los varones tomar esposa. Además, cuando ésta era más rica que ellos corrían el riesgo de que les saliera respondona, algo intolerable en una cultura tan masculina…

La lista de defectos que se achacaba en general a las esposas no era pequeña. Plauto las acusaba de derrochadoras y dicharacheras; y a pesar de que la virginidad era requisito exigido a las novias, que de ese modo demostraban su virtud, los hombres estaban convencidos de que la mujer era incapaz de dominar su libido y podía poner en peligro el honor del marido. Por eso permanecían recluidas en el hogar, sobre todo las de clase alta, ya que las pobres tenían que salir a trabajar. Esto fomentaba el contacto con los hombres y al mismo tiempo convertía a las mujeres en seres ignorantes dedicadas tan solo a sus quehaceres domésticos y maternales. Y sin embargo, que nadie se llame a engaño, aunque como decía Estobeo: “una esposa es un peso muerto en la vida de un hombre”, fuera del tálamo los hombres frecuentaban con asiduidad a concubinas y sofisticadas heteras, mujeres libres que, a diferencia de las prostitutas vulgares, tenían un solo amante. “Tenemos las heteras para el placer; las concubinas para el uso diario y las esposas para criar hijos y cuidar la casa”.

Así es que confinadas a la seguridad del HOGAR las mujeres DECENTES, las esposas, transcurrían sus días en la creencia falsa de que SER VIRTUOSAS ERA NO EXPRESARSE SEXUALMENTE… De este modo los señores seguros del DEBER DE SATISFACER sus más bajos instintos, que no eran otros que las pulsiones más vitales del ser humano, recurrían en esta ESCICIÓN, a buscar afuera de la casa…lo que adentro no era lícito hallar! Las mujeres de entonces, y muchas hoy practicaban el amor tierno, como una manera de comunicación y placer corporal, anulando sus verdaderos y naturales deseos y creyendo que de ese modo hacían lo correcto. Criaban a sus hijas en ese paradigma, y todos contentos!

Por otro lado había un sinnúmero de mujeres que no habían tenido “la suerte” de recibir educación y que se dedicaban a satisfacer a estos hombres generando así un equilibrio que tiene aún sus coletazos en esta sociedad… En casa nos aburrimos, afuera nos divertimos!

Hogares sexuados

Erotismo en el hogar Nuestra casa debe tener para ser un hogar un espacio para cada cosa. No importa cómo sea, si es un departamento o tiene jardín… si es nueva o vieja… alquilada o propia… Lo importante es que demos vueltas por allí y nos sintamos cómodos, que haya un rincón para lo intelectual, trabajar en casa o poner la compu, algún elemento para entrenar, una bici fija o unas esferas de gimnasia… una cocina cómoda y una despensa con provisiones por si hay antojos o viene gente a visitarnos de improviso… un baño limpio con aceites, sales, toallas listas para usar! En fin, si es posible un espacio para nuestros hobbies, pintar sobre madera o armar aviones de aeromodelismo, o arreglar la bici… Una mascota, amiga, leal, alegre. TODO DEBE ESTAR presente en mayor o menor medida , la sexualidad TAMBIEN. Cuadros con imágenes de desnudos, o de besos…libros al alcance de la mano, no escondidos,  de Tantra o de literatura erótica como cuentos de Sade.

  • Películas como las de Tinto Brass…
  • Velas.
  • Cremas para masajes…
  • Acolchados y sábanas suaves.

En nuestro placard debe haber lencería íntima que debemos usar no solo cuando anticipamos un encuentro amoroso…sino para vernos bellas a nosotras mismas e ir provocando el deseo para un buen momento al final del día…

Debe haber comidas especiales… que exalten los sentidos… algunas latas de Frutos del mar o un mango o una rica sandía. Debemos cuidar los detalles…una buena música, una buena luz… El tono de la voz… y dentro de cualquier situación -aún la más lejana a lo sensual- tendríamos que reservar un instante para un guiño cómplice… un comentario al oído… una promesa de algo MAS…

Tanto hombres como mujeres son reacios a entender que el EROTISMO EN LA PAREJA es una de las patas de la mesa familiar! Si descuidamos eso y confiamos en que porque cuando nos conocimos nos gustábamos ahora nos vamos a gustar para siempre y las ganas no se van a ir… estaremos pronto en problemas! La convivencia PUEDE NO SER LA ENEMIGA DE LA INTIMIDAD… Y DE LA PASION!

Para esto hay que ponerle la misma seriedad que se le pone a un trabajo… yo no digo más! 

Pero si muchos le pusieran la misma energía a su cama juntos que le ponen a las obligaciones cotidiana con las que cumplen a destajo… serían todos más plenos de lo que son! Es más,  podrían ganar concursos en maratones de FELICIDAD CONYUGAL!!!

Consejos simples

 

Los BESOS

No se deberían perder, hay que retomarlos, investigar emociones, darlos para recibirlos, ser concientes de nuestros labios. La boca no es solo para hablar!

Las CARICIAS

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Estamos recubiertos de una promesa de placer al alcance de nosotros todo el día y desde que nacemos! Contactarse, llevar las manos al cuerpo del otro… Rozarlo con diferentes partes del cuerpo.

 El OIDO

Cuidar los sonidos y las palabras. Rodearse de buena música, apagar la TELE y no estar TODO EL TIEMPO LIBRE EN LA COMPU O CON EL TELEFONITO! Dar al hogar todo el tiempo buenas energías nos llevaría el costo de un PEN DRIVE y una buena recopilación… podés tenerlo andando todo el día!

Los AROMAS

Todo es muy cercano, quien creó el planeta lo llenó de flores…todo puede volver a parecerse al edén con mucha facilidad y en un buen rato. Plantas naturales o sahumerios, velas aromatizadas o incienso… Te sugiero reservar un aroma especial para los momentos de verdadera acción sexual…algo que con el tiempo, con solo olerlo…les despierte los sentidos y las ganas! Los reflejos se entrenan y se despiertan…también pueden anularse!

La ROPA

Hay gente que anda por su casa con lo peor que encuentra por ahí con joggins que ya ni se pueden donar a un cotolengo! Todos lo hicimos alguna vez!!! Por qué? Qué necesidad hay? La comodidad puede no estar peleada con la belleza! En el Barrio Chino venden bombachitas divertidas…no hay que tener plata para ser sexy… hay que tener alegría interior!

Los MASAJES

Tenemos en las manos toda la energía para practicar un masaje a la persona que amamos! Todo cerca, manos a mano! No requiere un esfuerzo enorme. Es reversible, mientras doy recibo también calor, respiraciones sensuales, energía que se recicla! No hace falta ser un especialista pero… si quieren, hay cursos breves para parejas!

Adriana Penerini

Adriana Penerini

Escritora, Docente, Psicóloga, especialista en Maternidad, Paternidad, Crianza.
Trabaja en su consultorio y actualmente  vía Skype,  en la Prevención y Tratamiento de la Depresión Post-parto.
Es Psicoterapeuta de parejas.
Colabora con diferentes Medios y ha sido columnista de programas de televisión, como lo hizo hasta el 2011 en Mi Bebé.
Autora de "La Aventura de Ser mamá" y de "Las Nueve estaciones del embarazo", Adriana es creadora, directora y editora de la revista on-line Bebé a Bordo.
Es mamá de dos hijas, Antonina y Giovanna.


Nos gustaría que leas

Kamasutra para embarazadas

Por: Adriana Penerini  

“Los placeres –decía Vatsyayána, autor del Kama Sutra- son tan necesarios para e...

LEER

El beso en la pareja

Bebé a bordo  

Qué es besar? Si buscamos en la red nos encontramos que BESAR significa poner en...

LEER

Comentarios

COMENTAR