Kamasutra para embarazadas

Por: Adriana Penerini

La sexualidad no es algo aparte. No es una tarea que se empieza y se termina, ni un trabajo con horarios, ni un lugar del que podemos irnos! La sexualidad es nuestra forma de dar y de recibir . De tener presencia en el cuerpo y en el mundo. De ser hombre o mujer sin dejar de lado el erotismo en todas las etapas de la vida. La sexualidad nos acompañar desde el primer día y hasta el ultimo. No existe ser humano sin sexualidad.

embarazo

“Los placeres –decía Vatsyayána, autor del Kama Sutra- son tan necesarios para el bienestar del cuerpo como lo son los alimentos, y por lo tanto, igualmente obligados.”

Pero el Kama Sutra propone en su desarrollo una serie de quasi malabarismos sexuales que desatados de intención y sentimiento pueden parecer pruebas de circo. Las parejas que se acercan hoy a su lectura y que se acercaron durante siglos buscan algo más que eso. El ejercicio de la sexualidad en la pareja si logra profundidad y emoción es mucho más que un conjunto de destrezas! Desde la caricia leve al beso profundo existen una multiplicidad de variaciones algunas muy singulares y que se construyen en la evolución del vínculo.

El embarazo no queda afuera de la sexualidad ni la sexualidad del embarazo.

El embarazo ES SEXUALIDAD

Dado que como manifestación biológica es síntoma y consecuencia de un encuentro sexual profundo entre un hombre y una mujer donde se han intercambiado no solo sensaciones sino nada más ni nada menos que información genética suficientecomo para hacer a otro ser humano.

Por lo tanto dejar a fuera las manifestaciones de afecto y de deseo en esta etapa no sería otra cosa que un gran desatino. Generaría insatisfacción no solo a nivel emocional sino a cada uno de los miembros de la pareja en tanto hombre y mujer.

kamasutra

Otro libro mágico El Aranga Ranga de Kalyna Malla*, es un pequeño manual muy entretenido para conocer sencillos secretos diseñado en su momento para informar a parejas de adolescentes que enfrentaban el lecho nupcial sin ninguna información previa sobre el acto sexual más que su instinto!. Tiene cinco siglos y sin embargo conserva total actualidad y eficacia. 

Es un texto practico de consejos breves digno de leer juntos, en esta etapa o en otra., enfatiza el sexo dentro del matrimonio o sea dicho de oro modo da por sentado de que con creatividad y amorosa intención, puede encontrarse total plenitud y placer dentro de una pareja estable. Qué buena noticia para los que desean esto para sus vidas!. Los “goces o placeres externos” preceden siempre al goce interno o unión sexual.

Los sabios afirman que, antes de la relación carnal, debemos desarrollar el deseo del sexo más débil –esto esta mencionado para que los hombres lo hagan y sabemos que les cuesta bastante!-con ciertos preliminares que son muchos y variados, como los abrazos y los besos, el nakhadama o rasguño, los dashanas o mordiscos, el keshagrahana o caricias en el cabello y otros halagos amorosos.

Esta clase de caricias afectan los sentidos y apartan la mente de la timidez y la frialdad. Tras otros juegos y artificios, el amante procederá a tomar posesión de las ansias de su amada. Luego habla de los abrazos, los besos, hace mención a la higiene personal de cada uno previa al encuentro y de la necesidad de conocerse mirarse y tocarse cada uno a si mismo para recibir con mayor alegría al otro. Verán que nada esta alejado de lo que muchos desean y no se animan a dar o a requerir.

El embarazo debería ser un escenario para nuevo saprendizajes, nuevo acercamiento, el placer de la mujer, pasadas las molestias de primer trimestre puede estar exacerbado hasta el día mismo del parto, sus zonas erógenas están mucho más irrigadas y sus orgasmos pueden ser de una intensidad inigualable a otra etapas.

Hay mujeres que describen sensaciones que nunca antes habían tenido. Además de dejar de estar pendientes del cuidado contraceptivo que tantas veces inhibe a prácticas más relajadas por temor.

A pensar y a practicar

A descubrir, no se necesitan implementos ni juguetes especiales en el cuerpo hay más que suficiente para recibir y dar placer. Solo hace falta encarar los encuentros con seriedad, dándole a la sexualidad su lugar sin tapujos sin falsos pudores, sin temor.

—–

Algunos de los conceptos parte del texto fueron extraídos de Ananga Ranga de Kalyana Malla, de Colección Clásicos de Siempre, de editorial Longseller. Edición 2004.

Adriana Penerini

Adriana Penerini

Escritora, Docente, Psicóloga, especialista en Maternidad, Paternidad, Crianza.
Trabaja en su consultorio y actualmente  vía Skype,  en la Prevención y Tratamiento de la Depresión Post-parto.
Es Psicoterapeuta de parejas.
Colabora con diferentes Medios y ha sido columnista de programas de televisión, como lo hizo hasta el 2011 en Mi Bebé.
Autora de "La Aventura de Ser mamá" y de "Las Nueve estaciones del embarazo", Adriana es creadora, directora y editora de la revista on-line Bebé a Bordo.
Es mamá de dos hijas, Antonina y Giovanna.


Nos gustaría que leas

El beso en la pareja

Bebé a bordo  

Qué es besar? Si buscamos en la red nos encontramos que BESAR significa poner en...

LEER

Erotismo en casa

Por: Adriana Penerini  

Una historia de indiferencia Ya en la antigua Grecia, en un mundo que nos ha her...

LEER

Comentarios

COMENTAR