Qué hacer con los hijos en el verano

Por: Adriana Penerini

Tal vez no salgamos de vacaciones o nos vayamos el mes que viene… El verano es lo suficientemente largo como para que sea necesario mitigarlo con ingenio.

Juguetes

Sensación térmica: V a c a c i o n e s

Nos pasamos toda la noche durmiendo despiertos, todos, no había aire, la pesadéz del ambiente se veía empalagada por el molesto zumbido de los mosquitos. En el cuerpo mojado se nos pegaron las sábanas. Apagamos el ventilador porque no era capaz de hacer otra cosa que escupirnos aire caliente, en realidad hasta llegué a sospechar que era el techo el que daba vueltas, mientras las aspas permanecían inmóviles.

Verano… ni siquiera legítimo verano… es diciembre… las fiestas se preparan con sus acallados cánticos y sus nieves de telgopor.

Con esta sensación térmica y el cuerpo abrazado por el calor, tratamos de hacer funcionar el cerebro , de ser creativos y de imaginar qué hacer con los hijos en esta estación tan florida , donde las mayoría de los colegios nos los devuelven como diciéndonos: “Arréglense como puedan”.

Casa o departamento

Una cuestión que aparece como un dato más al llenar cualquier tipo de solicitud o el remitente de las cartas ,es en realidad todo un tema, que nos abre o nos cierra a las posibilades más discímiles.

Vivir en un departamento a veces, sobre todo cuando el mismo es muy pequeño se parece poco a vivir, hay que desarrollar mucho la imaginación para transformarlo en un lugar lo suficientemente cómodo, como para que toda la familia tenga sus espacios, y puedan ejercer su libertad de moverse y de actuar, molestando lo menos posible a los otros.

Si se tiene ganas, paciencia, y buen humor- lo cual no siempre es fácil y menos en Verano -la pequeña morada, puede ser el más querible de los hogares.

Calor

Siempre hay lugares desaprovechados.

Párese en el medio de su depto y obsérvelo bien .

¿No hay posibilidades, corriendo muebles o aunando varias plantas en una sola maceta, o donando la vieja mecedora en la que ya nadie se sienta, de ganar unos cuantos metros???

Muchas cosas que están en el piso, pueden ser colgadas, el televisor y la video por ejemplo.

La parte inferior de las camas o de otros elementos, como la mesa ratona, pueden ser buenos lugares para “esconder a la vista” los más diversos objetos (Libros, máquinas de escribir, el triciclo que está en desuso ,las mantas del invierno, la Pastalinda) así ganará otros rincones , o podrá resignificar los mismos con nuevas utilidades.

Si tiene un balcón más o menos razonable, hay piletas inflables que se adaptan para una buena refrescada infantil ,y que son una buena propuesta anti mufas estivales.

Si su balcón es de esos que no se por qué se llama francés y si usted calza más de 38, no puede sacar el pie -como era el mío de mi anterior vivienda- no desespere, su bebé podrá jugar igual con agua proporcionándole diferentes potes, botellas descartables, tupers y cucharas, podrá también adquirir una tortuguita, que le hará tener una buena experiencia de relación con un animal y son muy activas en épocas de calor, o colgarle de la protección del balcón (además de varias plantas que ya no estarán en el piso) una linda jaula con un jilguero, un cabecita negra o un canario.

Si no tiene ningún balcón, ni posibilidad inmediata de mudarse, claro, búsquese una plaza cercana y genere una especie de rutina con horarios determinados para salir de paseo, propóngase conocer allí otras madres con necesidades similares a las suyas, y con hijos de la misma edad, para hacer más amena, cada salida y lograr así un “grupo de pertenencia” sin necesidad de ir a un Club o anotar a su hijo en alguna Colonia, lo cual analizaremos más adelante, pero obviamente resulta más oneroso.

Si se anima a irse más lejos, y dispone de presupuesto para hacerlo, busque alguna opción en un Club barrial, donde casi siempre existe la posibilidad de abonar,sin ser socio, un carnet solo por la temporada de pileta.

Ahí seguramente se hará de un grupo y se les hará más placentero el verano a todos, los fines de semana pueden ustedes invitar al papá, para que conozca qué es lo que están haciendo habitualmente.

Claro estas opciones son si la mamá no trabaja o tiene alguna labor, la docencia por ejemplo ,que le deje el verano libre o durante las vacaciones, si es que no salen en familia a la playa , o algún centro turístico en especial.

Si van a permanecer la mayor parte del tiempo en el departamento:

No permita, ni menos fomente que, con la excusa de que no hay lugar para otra cosa , el o los niños estén todo el tiempo mirando la televisión.

Las compañías de Cable van a odiarme por ésto, pero, si ni usted, ni su marido, ni nadie, han podido despegar al niño de la pantalla, ni limitarle el horario, sáque el cable, la tv abierta tiene por ahora la virtud de terminar la transmición a una hora determinada, y ahí “no hay tu tía que valga”.

Los médicos hablan horas del peligro de los rayos del sol y de la pobreza de la capa de ozono, se olvidan a veces de subrayar, que el daño que ejerce la exposición indeterminada a la programación de T.V, supuestamente infantil, también genera en ocasiones daños irreversibles, en el cerebro claro, no en la piel, lo cual a simple vista es menos notorio.

No se olvide usted también como tantos otros que :

• Existen los libros
• Las muñecas
• Las témperas
• Los baños interminables con espuma o juguetes flotando en la bañera
• Los fideos para enhebrar collares
• Las pinturas de mamá para maquillarse
• Las cáscaras de las papas “para cocinar”
• Los polvos instantáneos para hacer postres sin cocción
• Los amigos lejanos para escribirles cartas…

Si usted tiene la fortuna de vivir en una casa…

Lo cual no es fácil salvo que la haya heredado, se haya ganado alguna raspadita, o lo haya logrado después de arduos años de trabajo y ahorro…tiene la mitad del problema solucionado.

Si no tiene pileta “de verdad”, puede armarse una de lona plástica, las hay de diferentes tamaños, de distintos colores y son por lo general muy económicas, y bien cuidadas duran años. El patio y/o el jardín van a ser los reductos obligados en esta etapa. Sus hijos tendrán, si usted los orienta, muchas posibilidades de juego sano y agradable.

Además por más ruido que hagan van a estar por lo menos un poquito más lejos suyo, no demasiado, mi experiencia indica y la de muchos que conozco que algo hace que los hijos esté siempre más cerca que lo que deberían, es más, muchas veces encima de uno. Mi mamá en estos casos y cuando estábamos afuera decía: “¡Es grande el campo.NO???!!!”

En esta supuesta casa que usted tiene, no se olvide de que los niños podrán:

• Invitar compañeritos de la escuela a jugar.
• Armarse “carpas” con sábanas y broches para la ropa.
• Baldear el patio (siempre con la supervisión de algún adulto.)
• Tener algún animalito.(Con responsabilidad ,no solo por las vacaciones.)
• Jugar con barro.Modelar.
• Hacer pininos de jardinería ayudando a los papis.
• Bañar a las muñecas.
• Lavar y colgar ropa.
• Pintar murales con rodillos o brocha y témperas,sobre papeles grandes dispuestos en alguna pared.
• Entrar y salir de la pileta todas las veces que deseen.
• Tanbién podrán mirar un poco la tele cómo no,un poco.

palangana

Atención: siempre que hablamos de agua en algún recipiente grande como son piletas y /o bañeras, hablamos de peligro. No todo es tan divertido como parece. Seamos precavidos, no consideremos que porque ya son grandecitos, o saben nadar, no hay que mirarlos. Cuando sus hijos están en el agua, no aproveche para dormirse la siesta. Que siempre haya alguien que los vigile, y por favor, que no sea otro niño.

La responsabilidad es muy grande, y en el caso límite de un accidente, para un menor que supuestamente estaba a cargo, las consecuencias (Cuestionamientos, culpa etc) son aún más graves, que para una persona grande.

Que sigan en la escuela.

Cada día son más las escuelas que continúan, durante los meses del habitual receso escolar, con una actividad de Colonia de Vaciones o de Recreación de Verano, que merece la pena evaluarse. Esta propuesta, cada vez más difundida, responde evidentemente al aumento de mujeres que continúan con su actividad laboral, aún luego de ser madres. Estas mamás que trabajan necesitan que de alguna forma, el ritmo que han implementado durante el año, Jardines o Primarias de jornada Completa por ejemplo, continúe durante Diciembre, Enero y Febrero. Si la propuesta es seria y responde a una planificación determinada, no al simple hecho de que las horas pasen proponiendo como única alternativa diferente la pileta, es una buena manera de encarar el Verano.

Es mejor que de ser posible, se les ofrezca a los niños continuar en el ámbito que ya conocen.

Si la escuela a la que concurren habitualmente no hace Colonia, entonces puede ser válido buscar otra opción, tratando de conseguir referencias fehacientes en relación a la Institución que convoca, y a los profesionales que estarán a cargo de los grupos.

Si habrá nenes de diferentes edades, observar cómo serán integrados, si se dividen por edad cronológica, si se los agrupa a todos en forma indiscriminada, o si se los separa siguiendo algún otro parámetro (experiencia en el agua por ej).

Si la actividad incluye el almuerzo, cuide que el mismo sea nutritivo y variado; servido en un espacio acondicionado para tal fin y que, por sobre todas las cosas, sea acorde a las temperaturas reinantes, no sería coveniente que incluyera algo tan inadecuado como un guiso de lentejas.

Si deben llevar una vianda, asegúrese de que la misma será guardada hasta la hora de comer en una heladera o lugar refrigerado, ya que se correría el riesgo de que alguno de los alimentos se pusiera en mal estado.

Si no conoce los detalles de la organización, no tenga temor de preguntar. Usted dejará en manos de esa gente lo que más quiere en el mundo y está en su derecho de saber a qué se verá expuesto mientras permanezca fuera de su casa. 

Mire, observe, revise… Pase por los baños, entre a la cocina, recorra el parque o el lugar en que estarán la o las piletas, pregunte qué actividades preven para días de lluvia o de baja temperatura, y qué harían en caso de un accidente. Deje todos sus datos y no omita dar algunos teléfonos extras, sobre todo si usted trabaja en la calle y no posee celular.

Si no le piden los datos detallados de su/s hijo/s y del grupo familiar desconfíe, esos datos son de suma importancia, aún cuando esté por anotarlo solo por quience días o un mes, la Institución debe conocerlos.

Mire a los otros niños si es que ya está funcionando la actividad, observe sus caras: Están pasándola bien? Se los ve a gusto? Están cuidados?

Luego de haber cumplido con estos requisitos, hay un porcentaje muy bajo de que la experiencia sea negativa, además usted no podrá reprocharse no haber estado atenta .

Patitos

Colonias Gigantes.

Solo el que alguna vez se detuvo a mirar de cerca un hormiguero, podrá darse una idea de lo que quiero decir, cuando me refiero a las Colonias que organizan las grandes entidades deportivas. No tengo nada en contra de ellas formalmente , pero creo que hay opciones más positivas , sobre todo si se trata de niños en edad preescolar.

Cuando nos referimos a niños menores de seis años, nos referimos a un sector de la infancia que por más experiencia de Jardín que tenga , está más cerca de la “cuna” , que de la vuelta olímpica. El deporte, ya lo decía el filósofo, mantiene sana la mente y hace que la salud se desarrolle , en detrimento de muchas enfermedades.

Cuando vemos en una de estas Colonias Gigantes, decenas de niñitos en fila cargando sus pesadas mochilas, que a veces son casi de su tamaño al rayo del sol dejarlas y ponerse a pelotear o a correr carreras en medio del calor insoportable, comenzamos a dudar de si es ésa una repuesta válida pra nuestros hijos.

Año a año estos clubes ven engrosadas sus filas por esta especie de soldado, injerto con Boy Scout, en que se transforman los niños que las habitan.

Estando yo una vez en un Club donde llevaba a mi hija de pic-nic durante mis vacaciones, se me acercaban, más de una vez, nenes de la Colonia a pedir agua a mi mesa.’Yo les daba, pero siempre me sorprendió que no se la pidieran a su profesor, o que él mismo no evitara que llegaran a estar sedientos, para prevenir por sobre todo la deshidratación. Siempre pensaba:” las mamás tan tranquilas creyendo que les ofrecen lo mejor ,y ellos aquí pidiéndo agua.”

No se puede generalizar y no todos los lugaraes se organizarán de la misma forma, no obstante verdad es que no sé si es el estilo de los docentes que lideran los grupos o es una modalidad ya instituida en general -también por los amplios espacios- casi siempre ,les gritan a los chicos por su nombre. Así se genera toda una situación donde no se respeta el fundamento básico que debería tener este tipo de propuestas, que los chicos disfruten y que ,aunque no estén con sus padres en la montaña o el la playa estén de vacaciones.

A veces este “pequeño detalle” se escapa, y los chicos terminan más exigidios que durante el año y haciendo un ritmo para el cual muy probablemente no estén preparados.

Si va a elegir una Colonia de este tipo tenga en cuenta:

• Cantidad de niños por grupo.
• Modalidad de armado de los grupos.(Por edad u otras)
• Calidad de la comida.
• Cuidado de la vianda y otras pertenencias.
• Servicio de Emergencias Médicas.
• Guardavidas en la pileta.
• Horarios de Natatorio.
• Revisación. Exigencias. Seriedad.
• Quién cuida de los niños a la salida.
• Translados. (Seguro del micro. Seladora)
• Busque referencias de años anteriores.

Esta es la idea que quiero resaltar. En el verano de una u otra forma habría que lograr que la rutina del año cambie, como dice mi cuñado: “Ritmo de enero”. Esto es fundamental, ya que bastante nos exigimos durante todo el año, como para continuar en el Verano con la misma aceleración. Verano anti estrés, esa sería la clave.

Aún cuando debamos cumplir como siempre con todas nuestras obligaciones, que sea de la mejor manera posible,y si se puede sentir que uno descansa aunque trabaje, ya sea afuera y/o con los hijos, mejor. El día es más largo, eso nos da mayores posibilidades. Podemos preparar una picada antes de la cena, hacer asadito si tenemos parrilla, o si no, disfrutar de menúes más fruguales como sandwichitos o ensaladas. En fin… ideas hay muchas, piensen y si se les ocurren otras, me avisan.

 

 

Adriana Penerini

Adriana Penerini

Escritora, Docente, Psicóloga, especialista en Maternidad, Paternidad, Crianza.
Trabaja en su consultorio y actualmente  vía Skype,  en la Prevención y Tratamiento de la Depresión Post-parto.
Es Psicoterapeuta de parejas.
Colabora con diferentes Medios y ha sido columnista de programas de televisión, como lo hizo hasta el 2011 en Mi Bebé.
Autora de "La Aventura de Ser mamá" y de "Las Nueve estaciones del embarazo", Adriana es creadora, directora y editora de la revista on-line Bebé a Bordo.
Es mamá de dos hijas, Antonina y Giovanna.


Nos gustaría que leas

Elegir al pediatra

Por: Dr. Osvaldo Stoliar  

La Consulta Prenatal ¿Tener el pediatra antes que el bebé? ¿Será de madres ansio...

LEER

Claves para florecer en pareja

Por: Adriana Penerini  

¿El fin o el principio? Recibo en mi consultorio mujeres y varones que están ter...

LEER

Madres con el corazón abierto

Por: Adriana Penerini  

A veces nos centramos en un QUIERO…en un anhelo personal ,en un EGO que no...

LEER

Comentarios

COMENTAR